Skip to main content

Artrosis y fisioterapia

La artrosis es una enfermedad crónica que afecta a las articulaciones, principalmente a aquellas que soportan peso como las rodillas, caderas, manos y columna vertebral. Se caracteriza por el desgaste del cartílago que recubre las superficies articulares, lo que provoca dolor, inflamación, rigidez y dificultad en el movimiento de las articulaciones.

La fisioterapia juega un papel fundamental en el manejo de la artrosis, ya que puede ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas afectadas. Algunas de las formas en que la fisioterapia puede ayudar en el tratamiento de la artrosis son:

  • Ejercicio terapéutico: Los fisioterapeutas diseñan programas de ejercicios específicos para fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones afectadas, lo que puede ayudar a mejorar la estabilidad y reducir la carga sobre las mismas. Los ejercicios de rango de movimiento también pueden ayudar a mantener la flexibilidad y prevenir la rigidez.
  • Terapia manual: Los fisioterapeutas pueden utilizar técnicas de terapia manual, como masajes y manipulaciones articulares suaves, para mejorar la movilidad articular, reducir la rigidez y aliviar el dolor.
  • Modalidades físicas: Se pueden utilizar diversas modalidades físicas, como la terapia con calor o frío, la electroterapia y la terapia con ultrasonido, para reducir el dolor, la inflamación y mejorar la circulación sanguínea en la zona afectada.

        La fisioterapia puede ayudar en el tratamiento de la artrosis al aliviar el dolor, mejorar la movilidad y la funcionalidad de las articulaciones afectadas, y proporcionar herramientas y estrategias para ayudar a las personas a manejar su enfermedad de manera efectiva en su vida diaria. Consulta a tu fisioterapeuta en Madrid en PG Clínica, tu clínica de Vallecas.

Ir al contenido