Skip to main content

Cistocele

El cistocele  afecta principalmente a las mujeres y se refiere a la protrusión o herniación de la vejiga hacia la vagina. Esto ocurre cuando los músculos y tejidos de soporte en la parte inferior del abdomen y la pelvis se debilitan, lo que permite que la vejiga se deslice hacia abajo y sobresalga en la pared vaginal.

Los factores que pueden contribuir al desarrollo de un cistocele incluyen el parto vaginal, especialmente si ha habido múltiples partos o partos complicados, la debilidad muscular relacionada con la edad, el estiramiento y la presión crónica en la zona pélvica debido a la tos crónica, el estreñimiento crónico o la obesidad.

Los síntomas de un cistocele pueden variar desde leves hasta graves e incluir sensación de presión o pesadez en la pelvis, incomodidad o dolor durante las relaciones sexuales, necesidad frecuente de orinar, dificultad para vaciar completamente la vejiga, incontinencia urinaria, especialmente al hacer esfuerzos como toser, reír o levantar objetos pesados, y en casos más graves, una protuberancia visible o sensible en la abertura vaginal.

El tratamiento para un cistocele puede incluir cambios en el estilo de vida, como ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico,  dispositivos de soporte vaginal, y en casos graves, cirugía para reparar los tejidos debilitados y devolver la vejiga a su posición normal. Consulta a tu médico en PG Clínica en Vallecas.

Ir al contenido